La cocina mediterránea, base principal de La Platea

La cocina mediterránea es la base principal de muchos de los platos de La Platea. Por ello, siempre nos solemos identificar con esta. No obstante, nunca profundizamos en lo que verdaderamente significa este tipo de cocina y los ingredientes o productos tradicionales que la clasifican como tal. Así que, ha llegado el momento de hacerlo.

Esta cocina no es en exclusiva de un país. Pues se conjuga de sabores españoles, italianos, árabes, griegos y franceses. De este modo, abarca a todos los países que se bañan por el mar mediterráneo.

El ingrediente principal que une este tipo de gastronomía es el aceite de oliva, caracterizado por sus grandes virtudes tanto culinarias como saludables. El clima mediterráneo, de inviernos suaves y veranos secos y calurosos y lluvias anuales irregulares, propicia la tendencia a platos más bien ligeros.

En nuestro restaurante empleamos todos los ingredientes que se consideran como principales dentro de esta clase de cocina. Unos platos muy completos y ricos en propiedades que benefician nuestra salud. A continuación nombramos unos cuantos.

La cocina mediterránea, ingredientes principales

  • Aceite de oliva: Se utiliza tanto para freír como para aliñar y como ingrediente en la elaboración de conservas de alimentos.
  • Harina: La harina tiene muchos usos en la gastronomía mediterránea. Uno de ellos es el pan blanco que se utiliza en la mayoría de los países. Además, el otro uso que aparece de la harina son las pastas que hacen popular a la cocina italiana y que tiene puntos en común con otros países mediterráneos.
  • Especias y condimentos: Es muy frecuente ver especias en los platos mediterráneos. El romero, tomillo, orégano, albahaca, pimienta o hierbabuena son las más comunes. También hay un gusto común por el vinagre, empleándolo no sólo como aliño de ensalada sino como condimento de algunos platos de pescado y algunos productos en escabeche.
  • Verduras: entre las verduras más empleadas se encuentra el ajo, la cebolla, las patatas, el tomate, la zanahoria, los pepinos, las legumbres, los pimientos dulces y picantes.
  • Frutas: Las frutas más consumidas son los cítricos, melones, duraznos, damascos o higos tanto secos como naturales, entre otros.
  • Carnes: la carne de cordero cocinado y la de cerdo son es la más consumida. Embutidos como salami o jamón, la carne de caza menor como la liebre, el conejo y la perdiz. Las aves de corral también son las más usadas.
  • Pescados: Los pescados azules son los favoritos. El atún, sardinas, arenques y pez espada son los principales.
  • Mariscos: La cercanía costera hace que el consumo de mariscos también sea amplio.
  • Arroces: Existen cantidad de variedades de platos donde el arroz se combina con otros productos que realzan su sabor. Son infinitas las posibilidades.
  • Vino: El cultivo de la vid se ha asociado a lugares con un clima mediterráneo, concentrado en Francia, Italia y España.

Si aún no has estado en La Platea y has probado nuestros deliciosos platos… ¿A qué esperas?