El buen maridaje: su importancia en la gastronomía

El buen maridaje entre el vino y la comida es la combinación perfecta de un alimento con un vino. La finalidad de dicha unión no es otra que realzar el placer de comerlos y potenciar el sabor de cada cual. Este casamiento también se puede hacer con la cerveza. No obstante, es más habitual con el vino.

A lo largo del tiempo, el vino ha sido considerado un alimento básico en la mesa en muchas culturas.

Y es que en el ámbito de la restauración, el sumiller suele ser el encargado de recomendar las combinaciones de comida y vino a los comensales.

De este modo, el concepto principal para maridar reside en la textura y el sabor. Esto se centra tanto en el alimento como en el vino o la cerveza. Pues estos, reaccionan de manera diferente al mezclarse.

Así, la máxima del maridaje es crear sensaciones nuevas, tanto en la degustación del vino como de la comida que lo acompaña.

 

Cómo realizar el buen maridaje

Las reglas generales de combinación de los vinos son las siguientes, a nivel general:

  • Vinos generosos, para un aperitivo.

  • Tintos ligeros (jóvenes), para cordero asado, carne de ternera, ave,

    pastas, verduras, paella, embutidos, huevos fritos, jamón o sopas con base de carne.

  • Los vinos tintos de cuerpo (crianza, reserva, gran reserva) acompañan bastante bien con los guisos y los estofados, el buey, los platos a base de caza, las legumbres y los quesos fuertes y fermentados.
  • Blancos secos ligeros para ostras, langosta a la plancha, langostinos, gambas, cangrejos de río y mariscos.
  • Los blancos secos maridan con calamares, pescados cocido, los fritos o asados, el centollo, la langosta cocida con mayonesa, el jamón, las chuletas de cordero, los caracoles, las sopas con base de pescado y los huevos.
  • Los dulces para postres con chocolate, hojaldres y bizcochos.
  • Los cavas, para toda la comida con independencia del plato. Preferentemente, deben ser muy secos.

No obstante, hay más formas y variedades de combinación. De hecho, existen verdaderos tratados sobre esto. Algunos expertos han formulado reglas básicas al respecto. Incluso los hay que establecen un decálogo o mandamiento referente a ello.