Alimentación saludable para el verano

Claro está que en verano es muy importante tomar más precauciones en determinados tipos de alimentos, para evitar ciertos riesgos en la salud. Pues estamos más expuestos a enfermedades como la salmonela o en naguisakis, entre otras infecciones.

Pero no menos importante es el tipo de alimentación más recomendable para la etapa estival. Platos que por sus propiedades propician un equilibrio en nuestra dieta y, por lo tanto, favorecen a nuestra salud.

Y es que en verano se consume menos energía, por lo que la dieta debe ser menos calórica. Para un buen funcionamiento de nuestro organismo son fundamentales las vitaminas, minerales y antioxidantes. En este sentido, se aconseja incrementar la ingestión de agua para asegurar una buena hidratación.

De este modo, comer en verano implica adaptar la dieta a un menor consumo de energía e incluir en ella alimentos con importantes cantidades de vitaminas, minerales, antioxidantes y agua que ayuden a reducir la temperatura corporal. Pues, a nuestro cuerpo le toca adecuarse a las altas temperaturas y a un cambio de actividad o incluso de ritmo.

Consejos para una buena alimentación en verano:

El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación, lo que es particularmente peligroso en el caso de los niños y los ancianos. Por este motivo, es importante la ingesta de bebidas, preferiblemente agua.

En verano apetecen más los alimentos frescos y en nuestra gastronomía hay valiosos platos que combinan varias hortalizas y verduras. Así, es importante dar prioridad a estos alimentos que nos aportan agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes.

La fruta ayuda a hidratarnos, ya que contiene un elevado porcentaje de agua. También contribuye a mantener las defensas antioxidantes de nuestro organismo. Nos aportan también vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, como la vitamina C, los polifenoles y los carotenos.

Alimentos vegetales de color rojo, amarillo o naranja, ricos en betacarotenos y otros antioxidantes son recomendables por su contenido en carotenos.

El Pan y cereales integrales aporta más fibra, más vitaminas y minerales que el pan blanco. Igualmente, es mejor optar por las versiones integrales de cereales, pasta, arroz, etc.

En este sentido, en La Platea te ofrecemos gran variedad de platos frescos y sanos, muy recomendables para esta época del año.

En nuestro restaurante, encontrarás todo tipo de alimentación variada y saludable, ideal para una buena salud en verano.